viernes, 30 de abril de 2010

Los SAcerdotes Hoy

LOS SACERDOTES HOY

Lic. Edwin R. Polanco (arzobisprensa@hotmail.com)

Es penoso que en  este mundo de conocimiento y de desarrollo permanente, aún prime la calumnia. Así  se puede notar en algunos diarios, programas televisivos y radiales, donde su fin es un ataque directo al corazón de la Iglesia, bajo el tema: “sacerdotes pederastias”.
Por su parte la Iglesia no niega que se hayan dado algunos casos, y mucho menos se opone a que se condene a los culpables, más bien pide que se haga justicia.
Se ha demostrado con datos confiables y verdaderos que el problema de pederastia entre los sacerdotes hoy es minoritario, no obstante, ciertos medios seculares aprovechándose de algunos casos del pasado siguen armando una campaña de ataque a la Iglesia, bajo el método del sofisma: una mentira vendida al mundo como la verdad.
Ante lo que la Iglesia proclama la verdad y defiende a tantos sacerdotes que hoy representan a Cristo y hacen el bien, pero esto no se da a conocer, pues el bien no se vende como noticia.

Como laico y fiel católico que soy y siguiendo la Doctrina de la Iglesia condeno, responsablemente, todo aquel que cometa acto de pederastia, al igual que a sus encubridores. Pero asimismo valoro y defiendo a tantos  sacerdotes que en el silencio cumplen el mandato humano y divino: ser justos y verdaderos al servicio de la humanidad.
Y digo: ¿por qué no hacer noticia las obras de estos mensajeros del Reino inscritos en el accionar de Dios? ¿Por qué no una oración en vez de una calumnia?
Fieles católicos, les invito a reflexionar y  a orar por nuestros sacerdotes.  No nos dejemos arropar por la ignorancia, la cual nos oscurece el pensamiento.  Defendamos sin temor nuestros sacerdotes. Démosle el apoyo a quienes son el ejército terrenal del Reino de Dios, o de lo contrario la oscuridad del mal crecerá y nosotros pereceremos.
Sacerdotes de hoy, no teman. Sigan con mucha fe curando las llagas espirituales y humanas. Jesús los llamó a tan digna vocación libremente, y Jesús los fortalecerá. Sigan proclamando la verdad.  Den frutos de vida a pesar de los ataques del pasado. Felicidades y que Dios les de la sabiduría y bendiciones para que sigan marcando las huellas  del bien.
Luchen por la vida en contra de los que claman la muerte bajo aborto, la eutanasia y los anticonceptivos.  

El autor es: Lic. en Filosofía y Director Ejecutivo de Prensa del Arzobispado de Santiago. 

No hay comentarios: