miércoles, 5 de mayo de 2010

El Poder de Intercesion

Stgo. 5, 13-16.


¿Sufre alguno entre vosotros? Que ore. ¿Está alguno alegre? Que cante salmos. ¿Está enfermo alguno entre vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y le unjan con óleo en el nombre del Señor. Y la oración de la fe salvará al enfermo, y el Señor hará que se levante, y si hubiera cometido pecados, le serán perdonados. Confesaos, pues, mutuamente vuestros pecados y orad los unos por los otros, para que seáis curados. La oración ferviente del justo tiene mucho poder.

¿Qué es interceder?

Lc 10, 33-34.“Pero un hombre de Samaria que viajaba por el mismo camino, al verle, sintió compasión. Se acerco a el, le curo las heridas con aceite y vino, y le puso vendas. Luego lo subió en su propia cabalgadura lo llevo a un alojamiento y lo cuido”. La palabra

INTERCESIÓN, se deriva de dos palabras latinas inter y cederé.

INTER significa “entre”, “participar”, “intervenir”
CEDERE significa “entregarse”, “ceder”, “inclinarse a”, o “pagar el precio de”
Intercesión significa “mediar”, como cuando hay un mediador entre dos personas en conflicto.

Intercesión es “entregarse a sí mismo” entre los que son débiles y necesitan ayuda.

Intercesión es “inclinarse a la participación” en cuanto a las necesidades y sufrimientos de los demás.

La intercesión es una manera de vivir mas que un tipo de oración. También es cierto que la intercesión es un aspecto especifico de oración, sin embargo; es mucho más que eso, es un estilo de vida. Es mediar entre un grande y un pequeño. Pedir a alguien que esta por encima, por una necesidad.La intercesión es él vinculo bendito entre nuestra impotencia y la omnipotencia de Dios.

Dios busca intercesores

Ez 22, 30

“Yo he buscado entre esa gente a alguien que haga algo a favor del país y que interceda ante mí para que yo no los destruya, pero no lo he encontrado” El Señor nos ha llamado a recibir la plenitud del Espíritu de Dios, con el poder de llevar bendiciones espirituales a otros. El esta esperando encontrarse con nosotros y darnos su bendición y poder para realizar su obra. Este llamado de Dios no tiene que ser una carga, Dios quiere que sea un gozo, que sea una inspiración, El quiere actuar por medio de nosotros. Este MINISTERIO esta regido por una gran ley: Dios tiene que dar, nosotros tenemos que pedir. Lc 11, 9-10.

“Yo también soy intercesor”.

Avivemos el don que aun no hemos puesto en uso y que lo tenemos dormido. Tratemos de reunir, aprender, enseñar y agrupar a todos los que podamos, para que juntos le recordemos a Dios sus promesas. Donde hay mucha oración, habrá mucho Espíritu, donde hay mucho espíritu, habrá oración siempre. Dios aun busca a hombres y mujeres que se entreguen especialmente a la oración perseverante. Que nuestro principal trabajo como miembros de BODAS de CANA sea la INTERCESIÓN, con ella aseguramos que la presencia y el poder de Dios vayan con nosotros. Las bendiciones que necesitamos en nuestra COMUNIDAD hay que hacerlas descender del cielo, mediante la oración de fe, perseverante e importuna. Reconozcamos que nuestro mucho que hacer ha sido en vano a causa de nuestra poca oración. Es tiempo de cambiar oremos mas, mucho mas, incesantemente. Que esta sea la prueba de que nosotros acudimos a Dios para todo, y de que creemos que El nos oye.

¿De donde viene el poder de la intercesión?

El poder de la intercesión viene de lo alto, viene de Dios, no viene de nuestra fuerza, no viene de si hablamos mas o menos; mejor o peor, o si rezamos mas fuerte y gritamos a Dios. El poder viene de Cristo que intercede por nosotros ante el Padre.El Intercesor tiene que tener la mirada de Jesús sobre la necesidad, el dolor, el problema, mirara como mira Jesús, invocar la intercesión de MARIA y la de los Santos, sobre todo en lugares concretos.No hay intercesión solitaria, el que intercede lo hace con CRISTO, MARIA y todos lo Santos.


La Sed de DIOSSal (63) 62, 1-8.¡Dios mío, tú eres mi Dios!

Si miramos en nuestra Biblia veremos que esta con signos de admiración esto implica que es un grito interno (clamor) es un grito del alma.

¡Dios mío, tú eres mi Dios! Con ansias te busco, pues tengo sed de ti. Mi ser entero te desea, cual tierra árida, sin agua, sin vida.Hermanos nos hemos detenido a buscar al Señor de esta manera. Hemos experimentado en lo mas profundo de nuestra mente, de nuestro corazón, de nuestro interior una sed de esta naturaleza: “Con ansias de busco, mi ser entero te desea, cual tierra árida, sin agua, sin vida, tengo sed de ti”. Saben hermanos(as) que la sed física, natural es una de las principales necesidades del hombre, podemos pasar muchos días sin comer, pero no podemos pasar muchos días sin beber. El Salmista nos hace una comparación de la necesidad grande, urgente que tiene de su Dios que le dice tengo sed, sed de ti, te necesito a ti; es la primera bienaventuranza: “Dichosos los que reconocen su necesidad espiritual” Y todo aquel que reconoce su necesidad espiritual que dice el Señor, que él promete: “el Reino de Dios le pertenece”.

Tengo sed de ti, mi ser entero te desea, cual tierra árida, sin agua, sin vida.

Hay veces que nosotros hemos cambiado nuestro Dios por pequeños dioses de fabricación casera y por eso dice: Dios mío, tú eres mi Dios, esta definiendo claramente que Dios es Dios lo mismo en el Cielo que en la Tierra y su Poder es le mismo en todas partes, pero nosotros hemos cambiado a nuestro Dios por otros diocesitos, por miles de diocesitos falsos y vamos precipitadamente corriendo tras de ellos y experimentamos necesidad y cuando un hombre se desvía de su verdadero Dios empieza a experimentar lo que dice Jeremías en el Capitulo 17, 5-6; es una Profecía, es un mensaje duro, la Palabra de Dios se cumple mas que las leyes físicas, las leyes matemáticas; la Ley Espiritual esta por encima de todas las leyes materiales. “El Señor dice: Maldito aquel que aparta de mí su corazón, que pone su confianza en los hombres y en ellos busca apoyo. Será como la zarza del desierto, que nunca recibe cuidados: que crece entre las piedras, en la tierra de sal, donde nadie vive” Esta es la primera parte de la Profecía que define a los que están bajo maldición y la maldición hermanos se manifiesta específicamente en el corazón del hombre, en el preciso momento en que abandona a Dios y pone su confianza y su apoyo en los hombres. Cuando el hombre en quien había confiado, en quien había construido su casa le falla, allí, específicamente allí esta brotando la maldición y a veces creemos que es el Señor quien nos esta castigando.Hermanos hoy estamos viviendo tiempos de Gracia, el Señor no castiga; el Señor es AMOR somos nosotros mismos que como masoquistas nos lastimamos y seguimos lastimamos. Basta el Señor no quiere lastimarte, el Señor quiere levantarte, quiere bendecirte, quiere prosperarte, quiere AMARTE; entonces porque sufrimos, sufrimos porque queremos, por que nos hemos alejado del Señor. Jer 2, 13. Mi pueblo ha cometido un doble pecado: me abandonaron a mí, fuente de agua viva, este es el primer pecado; me abandonaron a mi fuente de agua viva y se hicieron sus propias cisternas, pozos rotos que no conservan el agua, es el segundo pecado. Abandonar la fuente de agua viva y sustituirla por otra agua que no es viva. Cuando nosotros tenemos sed podemos ir al refrigerador y podemos beber de una coca cola, un refresco, pero les pregunto no les ha sucedido a ustedes que cuando tenemos mucha sed y tomamos quizás una agua muy dulce en vez de calmar nuestra sed, la aumenta, yo creo que nos ha pasado muchas veces y eso sucede cuando nosotros abandonamos al que es la fuente inagotable del agua viva, nosotros creemos que va apagar la sed, esto es un espejismo, es una ilusión óptica, que muchas veces lo que hacemos únicamente arrastrarnos y llenarnos de arena del desierto así vemos a los caminantes que van en el desierto y nosotros somos caminantes estamos en valle de lagrimas, estamos en un éxodo, saliendo de Egipto, queriendo llegar a la tierra prometida, saliendo de la esclavitud para llegar a la nueva Jerusalén y este desierto muchas veces vamos a ver espejismo, pero cuidado es desierto, es arena ardiente y vas a llegar y te vas a revolcar y en ves de calmar tú sed lo único que vas a lograr es que tu corazón se desgarre mas por eso dice la Palabra: será como zarza del desierto. Aquel que abandona al Señor recibe esa maldición. No por el Señor sino por el mismo que quede bien claro hermanos este nuevo concepto: No es el Señor quien te maldice, no es el Señor que te castiga, eres tu mismo, el que té estas haciendo daño en el momento que dejas, abandonas al Señor, automáticamente viene la maldición para que tu aprendas, tu mismo aprendas de que té estas convirtiendo en una zarza del desierto que nunca recibe cuidados, que crece entre las piedras en tierra de sal donde nadie vive que duro es experimentar cuando uno ha confiado, ha amado, esta enamorado de su esposo(a) y este(a) le falla siente uno por dentro como que se derrumba, cae en depresión, en desesperación como que su mundo se esta viniendo totalmente al suelo y eso es misericordia de Dios, por que El dice que cuando una casa es edificada sobre arena, vienen los vientos, los problemas, vienen las tempestades, vienen noches oscuras, vienen las dificultades y la casa se viene al suelo. ¿Porque se viene al suelo? Por MISERICORDIA. Para que tu vuelvas a edificarla sobre la roca inconmovible de CRISTO JESÚS. Amen. Ahora miremos lo contrario, hemos visto por un lado en Jer 17, 5-6 la maldición, pero ahora veamos la bendición Jer 17, 7-8 “Pero bendito el hombre que confía en mi, que pone en mi su esperanza. Será como un árbol plantado a la orilla del rió, si analizamos las figuras y los simbolismos que esta utilizando el Señor para comparar al hombre que confía en El, que apoya todas sus decisiones, todos sus caminos, todo lo que realiza lo pone en la roca inconmovible de CRISTO JESÚS, el que pone su esperanza en El. Será como un árbol plantado a la orilla un rió, que extiende sus raíces hacia la corriente y no teme cuando llegan los calores; los calores, los problemas, las dificultades, las adversidades, pues su follaje esta siempre frondoso, esta verde cuando ustedes ven un árbol frondoso, verdoso se dice ese árbol tiene vida que diferencia con la zarza, la zarza es marchita, abandonada, esta ya agonizando, esta muerta, mientras que el árbol frondoso esta lleno de vida por que sus raíces se dirigen hacia la corriente de vida hacia el agua viva, pues su follaje esta siempre frondoso. En tiempo de sequía no se inquieta, y nunca deja de dar fruto, el Señor en la bendición dice el que esta con el Señor va tener momentos difíciles, momentos de tribulación, momentos de persecución pero aun en medio de la sequía, en medio de todos esos problemas el Señor te dice: nunca dejaras de dar fruto, porque el que esta conmigo, el que permanece unido a la vid verdadera siempre va a dar fruto, porque tú eres la rama injertada a la vid, por tus venas estará corriendo sangre del Cordero, por tu corazón estará brotando agua viva del Cordero. Jn 7, 38 “... del corazón del que cree en mi brotaran ríos de agua viva”. Si tu crees en el Señor en ti estará brotando día, tras día, aun en los momentos de mas calor y en tiempos de seguía tu te convertirás en fuente de agua viva porque Dios esta dentro de ti. Amen

Salmo 42, 1-3 Mi esperanza esta en Dios

“Como ciervo sediento en busca de un rió, así, Dios mío te busco a ti. Tengo sed de Dios, del Dios de la vida. ¿Cuándo volveré a presentarme ante Dios? Día y noche, mis lagrimas son mi alimento mientras a todas horas me preguntan: “¿Dónde esta tu Dios?”Este salmo es muy parecido en el versículo 1 al Sal 63 “¡Dios mío, tú eres mi Dios! Con ansias te busco, pues tengo sed de ti, mi ser entero te desea, cual tierra árida sin agua, sin vida”

No hay comentarios: