domingo, 8 de agosto de 2010

La Guagua( El Bus; El Micro o Colectivo) de Licey

Montarse en una guagua en la RD es una aventura que nadie puede dejar de vivir, solo los que no son del país no han experimentado esa arriesga experiencia, y si no lo han hecho al menos han escuchado la colorida anécdota.


No solía  montarme mucho en guaguas voladoras hace mas de dos años por que la ruta que uso siempre es en carro, pero hoy al ir donde mi novia se me ofreció hacerlo en una de estas suicidas cajas de la muerte, fue todo un drama desde que la esperábamos hasta que llegamos a nuestro destino, trataró de describir lo que vivimos allí, la historia inicia así: 


En la avenida las carreras inicio la travesía, esperábamos la guagua que nunca venia, un calor enorme y gente mirona que veia mi amada y decía y esa muchachona sera la novia de ese morenito, que gente mas metia, nadie imaginaba que la guagua vendría, una que pasaba y el piche decía, mocaaaa, mocaaa, y la de Licey  nunca se oía, mas tarde dijimos: esa si es, pero al pasar en frente el piche gritoooo, tamboriiii, tamboriiiiii, ya me salian callos de tanto esperar y la bendita guagua de licey nada de llegar, mas calor que  el que hacia ya no poda haber, mas los carros de la ruta k se paraban aunque le decia con el dedo que noooo, se me aserco un hombre diciéndome que si quería cambiar dolares y le dije pero no hay peso y mucho menos dolarrrr.


Aun seguíamos esperando la guagua de licey hasta que por fin llego, pero algo raro paso, el piche era un haitiano que decia liceeee, liceeee y con el campo sin peloteros, que película, note la desesperación del chófer que parecía haber dejado una batata asando quería llegar rápido e iba rebasando, desde que me senté me dieron un manotazo con ambas manos y se escucho un voz de un anciano que dijo humbeeeerto, mi hermano, me saludo y me dijo no me pierdo su programa eso es un cuchillo para la maldad, en mi casa ya el jarabe y el son cosas del pasado, fijese usted que el botón de mi radio hasta se ha quedao pegao, mi novia me miraba y ella solo reía por que ella tenia experiencia adquiriaaa, hayyy mi madree gritaba una doña que casi moría por la velocidad con el bendito chófer conducía, seguia el haitiano gritando liceeee, liceeee, liceeeee, y al recoger los pasajeros decia, vamos a veee, como anoche, pegate, pegate.


se monto una mujer con un corpulencia robusta, y el haitiano le dijo tiene que pagar dos, a la que esta respondió, cuando yo tenga todo de dos te pago dos ( dos cuerpos) a lo que el chófer gritooo, seran cuatro jajajajajajja, todos reímos menos la señora que dijo jummm en su boca quedo, jajajajajajja, cuando crei estar llegando a mi destino el chofer acelero y una doña grito, Sangre de Cristo, cuuuubrenos, pasamos por un ollo que hizo que los mas altos chocaran en la capota de la guagua y dejeran un par de san Antonio, ahy Dios mio decia la embarazada que mas que mujer parecía una coneja por que con supanza, tres muchos y su pareja, jajjajajaj, la guagua dominicana son una chercha, que hay que vivir.Ahh pero tengo que decir que la guagua de licey sirvió para que yo me aprovechara y quisiera mas a mi bella dama por que si no la agarro se me escapa de la guagaua, si vienes a dominicana, pregunte por las guaguas voladoras y después sabrá por que el nombre.... jaajajajajaj, viva Dominicaca!!!!

No hay comentarios: