lunes, 27 de junio de 2011

Corpus Cristi 2011 en la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros


Corpus Cristi 2011 en la Arquidiócesis de Santiago de los Caballeros
La fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo se celebra el jueves siguiente a la fiesta de la Santísima Trinidad, dentro del tiempo ordinario. Surgió para afirmar la presencia real de Jesús en la Eucaristía en contra de graves errores de algunas personas, que negaban tal presencia y luego fue extendida a toda la Iglesia por el papa Urbano IV en 1264.
Al principio se llamaba Corpus Christi, más tarde se llamó también "fiesta de la Eucaristía". Aunque sea jueves, es un día de precepto, es decir, los católicos debemos de ir a Misa, para cumplir con el tercer mandamiento de la Ley de Dios.
Esta solemnidad no sólo nos invita a adorar la presencia sacramental de Jesús en el Sagrario, sino que nos lleva a reflexionar sobre el valor de la celebración eucarística o Misa, y a vivir de acuerdo con la doctrina de Cristo y su acción salvadora.

La palabra "Eucaristía" es de origen griego "Eukharistia", significa "acción de gracias". Recuerda las bendiciones que proclaman las obras de Dios: la creación, la liberación, la redención y la santificación.
(cf. Lc 22,19; 1Co 11,24; Mt 26,26; Mc 14,22).

"Eucaristía" o "Celebración Eucarística" es el nombre exacto de lo que llamamos "Misa", lo más importante de esta celebración, es que se vuelve a realizar cada vez el milagro de Cristo: el Espíritu Santo convierte el pan en su Cuerpo y el vino en su Sangre. Además, en cada Misa, se actualiza el sacrificio de Jesús y se repite el milagro del Cuerpo y la Sangre de Cristo, aunque una vez al año celebremos de manera más solemne este gran misterio.


 Por esta razón los católicos celebramos esta hermosa fiesta que a la vez sirve para la comunión de toda la iglesia en los diferentes lugares que se celebra la Eucaristía ese día, siendo así que más y más fieles se reúnen cada año para partir el pan con el Maestro como lo hizo el Camino a Emaus.
Para este Año Celebro el Señor Arzobispo su excelencia reverendísima Monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, acampanándole una amplia delegación de sacerdotes, diáconos y ministros de la palabra, ante miles de fieles que desde tempranas horas de la mañana llegaron de las diferentes zonas pastorales de la iglesia local.
La procesión arrancó a las 7:00 de la mañana tomando la calle 30 de marzo, doblando luego por la avenida 27 de febrero y posteriormente la Imbert, hasta llegar al hogar de las Águilas Cibaeñas, donde la multitud se congregó, para escuchar la Eucaristía.
  
Desde las 5:00 de la mañana comenzaron  a llegar las delegaciones de las parroquias que componen la comunidad eclesiástica de esta arquidiócesis, luciendo vestidos, pañuelos blancos y otros accesorios alusivos al Cuerpo de Cristo, que es lo que significa esta celebración.
  
Como es natural la procesión en la que participan además autoridades civiles y militares, entre ellos el alcalde doctor Gilberto Serulle; el general de la Policía, Juan Ramón de la Cruz Martínez, estuvo respaldada por un dispositivo de seguridad a cargo de agentes de la Policía Nacional y la dirección del tránsito la hicieron los agentes de la Autoridad Metropolitana del Transporte.

Tanto en la caminata como en el interior del Estadio, un amplio dispositivo de miembros de la Defensa Civil, quienes se encargan de dar asistencia a las personas que sufren algún desmayo, debido al calor que para la fecha se registra.
 
El fuerte calor que se produce en este verano no fue un obstáculo para que hombres, mujeres y niños, provenientes de los diferentes templos católicos para disfrutar de la fiesta que cada año celebra la Iglesia.
Humberto Fernández.
Radio Luz 93.7 Fm

No hay comentarios: