miércoles, 13 de julio de 2011

No sea Tan Comodo Accione...

Accione no seas tan cómodo


Hace un tiempo cuando empecé a dar la catequesis en mis sector pasaba todos los días frente a un grupo de señoras que jugaban Bingo, como amigas las apuestas eran mentas siempre, algo que parecía sano, del grupo de mujeres había una que me solía llamarme, Humberto para dónde vas? A lo que respondía: a dar la catequesis, ella me decía, ponme en oración a mí y a mí y a mi familia, a lo que yo contestaba está bien, pero ella seguía jugando bingo mientras que yo me iba a mi catequesis con todo y el sol que hacía por las tardes, soy de un campo de la ciudad de los bellos atardeceres imagínese, por allá duerme el sol.

La misma escena se repitió 1, 2 y a la tercera ocasión, me enoje mucho con la señora y le dije: mire! No voy a orar nada por usted, mire que ocurrente es usted mientras que yo salgo a orar y a llevar el mensaje usted aquí cogiéndolo7 muy suave, pues no!!! Si usted quiere ore usted que yo no lo hare… la Mujer me miro con cara atónita y me dijo pero hermano Humberto ¿usted? Y le conteste: si yo haga sacrificio también gánese la bendición, la deje y me retire…

Algunas veces somos como esta señora que pide, pero no busca su bendición. El cristiano debe de aprender a buscar su gracia, generalmente nos acomodamos con facilidad, queremos que Dios nos bendiga pero sin hacer nada a cambio. Ya por costumbre sabemos que la propia palabra nos dice que el obre merece su salario (San Lucas 10,7) es como decirnos que si nos esforzamos seremos premiados, cuanta gente perezosa que no hace nada, pero quiere que Dios le de todo, incluso llegan a exigirle al Señor como si fuera sordo, Tu no me oyes, Te olvidaste de mi etc.



(Oseas 9,17) Como no le hicieron caso, mi Dios los echará de su presencia y andarán como vagabundos por la tierra

Tenemos que tener cuidado con la forma en que nos comportamos porque a Dios no le gustan las personas que se acomodan mucho usted debe pelear su bendición, si usted quiere ser bendecido entonces ponga su parte en la tarea de su salvación, estamos seguros de que muchas cosas o la gran mayoría dependen de Dios, pero hay una cuota para nosotros es a lo que llamamos acción (Ejercicio de la capacidad de obrar o realizar algo) accione si quiere ver resultados en su vida, si tiene que perdonar, perdone, si tiene que alabar, alabe, pero no se quede mirando o esperando que la bendición le llegue sola, que puede llegar pero si usted sale a buscarla de seguro que la encontrara mas Rápido.

Por Humberto Fernández

No hay comentarios: