miércoles, 2 de enero de 2013

Cinco Buenas Ideas Para Comenzar Un Año Altamente Exitoso


Cinco Buenas Ideas Para Comenzar Un Año Altamente Exitoso

ser_mas_exitoso.jpg
Suele ser habitual, que cuando comienza un nuevo año, hagamos un balance de todo lo sucedido en el año anterior, que nos permita corregir los errores cometidos, hacer nuevos planteamientos para mejorar y establecer nuevos retos para llevar a buen término.
Este interés personal por querer hacer las cosas mejor, esos buenos propósitos, esos nuevos objetivos para el año que comienza, hay que intentar canalizarlos de forma efectiva y ponerse a trabajar seriamente para lograrlos.
Son muchas las ideas que podría darte, pero creo que estas cinco que he seleccionado, son clave para que 2011 sea altamente productivo y exitoso para ti.
  • Analiza qué te ha resultado útil, qué errores has cometido y en qué has estado perdiendo el tiempo
Esta cuestión es muy importante, ya que te permitirá trazar mucho mejor tus planes, aprovechar mucho mejor el tiempo y dedicarlo a aquellas cosas que realmente llenen tu vida.
Si algo ha funcionado bien sigue potenciando esa cualidad, ese trabajo o esa táctica, porque seguramente, te seguirá dando buenos frutos de nuevo.
Si has cometido un error o has fracasado, sé escrupuloso en el análisis y desmenuza qué ha pasado, qué dejaste de hacer o qué hiciste que te llevó a tener ese resultado. Esto te permitirá reconocer lo que no debes repetir este año, no te preocupes porque saliera mal, introduce los cambios necesarios, vuelve a intentarlo y ocúpate de lograr lo que te propongas.
Analiza bien en qué has dedicado el tiempo y en qué te has empeñado, una y otra vez, sin obtener ningún resultado. Suele ser cómodo no querer afrontar nuevas formas de actuar o de hacer las cosas, pensando que al final se resolverán por sí solas, sin recapacitar en cuánto tiempo hemos perdido por no querer variar las rutinas cotidianas.
  • Deshazte de todas las cargas innecesarias
Tendemos a no querer abandonar costumbres, hábitos y actividades que nos perjudican o que nos hacen acarrear cargas muy pesadas y que nos impiden seguir avanzando. Sé generoso contigo mismo y tira el lastre que no te sirva, dejarás espacio para avanzar.
  • Establece bien tus objetivos
Piensa y reflexiona sobre lo que tú quieres para ti y para las personas que te rodean. Marca tus prioridades y no dejes que otros o las circunstancias influyan en tu decisión. Una vez que hayas establecido y priorizado bien tus objetivos, comienza a actuar con uno solo. Si te dispersas, queriendo alcanzarlos todos, no conseguirás ninguno.
  • Planifica las tareas intermedias que te ayudarán a lograr tus objetivos
Ya tienes claro qué deseas conseguir, pues ahora marca metas intermedias que te ayuden a lograr tu objetivo final. Son más fáciles de conseguir y te sentirás con mayor motivación para seguir a la conquista de aquello que deseas.
  • Implanta un sistema para medir y revisar tus logros
Es necesario que establezcas un plan que te permita saber cómo te estás encaminando a tu objetivo final y cómo vas logrando tus metas intermedias. Si vas viendo cómo te vas acercando, encontrarás anclajes con los que impulsarte y tendrás más energía para conseguir nuevos retos.
Un último consejo, disfruta de esta aventura, si algo no sale cómo tú esperabas, modifica tú plan y actúa. Intenta siempre encontrar el aspecto más positivos de todo lo que haces o te ocurra. 

No hay comentarios: