domingo, 20 de julio de 2014

Evangelio del dia y meditacion

Añadir leyenda
Evangelio según San Mateo 13,24-43.

Jesús propuso a la gente otra parábola:
"El Reino de los Cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo;
pero mientras todos dormían vino su enemigo, sembró cizaña en medio del trigo y se fue.
Cuando creció el trigo y aparecieron las espigas, también apareció la cizaña.
Los peones fueron a ver entonces al propietario y le dijeron: 'Señor, ¿no habías sembrado buena semilla en tu campo? ¿Cómo es que ahora hay cizaña en él?'.
El les respondió: 'Esto lo ha hecho algún enemigo'. Los peones replicaron: '¿Quieres que vayamos a arrancarla?'.
'No, les dijo el dueño, porque al arrancar la cizaña, corren el peligro de arrancar también el trigo.
Dejen que crezcan juntos hasta la cosecha, y entonces diré a los cosechadores: Arranquen primero la cizaña y átenla en manojos para quemarla, y luego recojan el trigo en mi granero'".
También les propuso otra parábola: "El Reino de los Cielos se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su campo.
En realidad, esta es la más pequeña de las semillas, pero cuando crece es la más grande de las hortalizas y se convierte en un arbusto, de tal manera que los pájaros del cielo van a cobijarse en sus ramas".
Después les dijo esta otra parábola: "El Reino de los Cielos se parece a un poco de levadura que una mujer mezcla con gran cantidad de harina, hasta que fermenta toda la masa".
Todo esto lo decía Jesús a la muchedumbre por medio de parábolas, y no les hablaba sin parábolas,
para que se cumpliera lo anunciado por el Profeta: Hablaré en parábolas, anunciaré cosas que estaban ocultas desde la creación del mundo.
Entonces, dejando a la multitud, Jesús regresó a la casa; sus discípulos se acercaron y le dijeron: "Explícanos la parábola de la cizaña en el campo".
El les respondió: "El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre;
el campo es el mundo; la buena semilla son los que pertenecen al Reino; la cizaña son los que pertenecen al Maligno,
y el enemigo que la siembra es el demonio; la cosecha es el fin del mundo y los cosechadores son los ángeles.
Así como se arranca la cizaña y se la quema en el fuego, de la misma manera sucederá al fin del mundo.
El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y estos quitarán de su Reino todos los escándalos y a los que hicieron el mal,
y los arrojarán en el horno ardiente: allí habrá llanto y rechinar de dientes.
Entonces los justos resplandecerán como el sol en el Reino de su Padre. ¡El que tenga oídos, que oiga!" Palabra del Señor...


Aqui regresamos nuevamente ante un episodio de mucho contenido, esta vez Jesus viene en la situación de poner al pueblo a pensar un poco hablando en parábolas una de las técnicas mas utilizadas por El para dirigirse a la comunidad que lo seguía donde se presentaba, toma en esta ocasión la comparación de la parte agricola, el campo un terreno que no podía ser pasado por alto ya que en esta region se vivía de la agricultura.
El reino de los cielos se parece a un hombre que salio con buena semilla por su campo, la intención del sembrador es plantar su semilla para cosechar buenos frutos, pero mientras este hace su trabajo mas atrás viene el enemigo y le tira mala hierva para que esta crezca  junto a la buena.
Soy natural de un campo de la República Dominicana de producción Agrícola y recuerdo que el las plantaciones de arroz hay una hierva que es idéntica a la planta de arroz, cuando esta amenaza en el campo, creciendo junto al arroz el agricultor no tiene mas remedio que dejarlas crecer juntas hasta un punto muy interesante, "la espigacion" la planta usurpadora puede parecerse en todo a la de arroz pero al momento de espigar el agricultor se da cuenta de quien es la falsa porque los frutos solo los da la verdadera semilla.
No importa que las malas semillas se cuelen entre las buenas al final solo las buenas darán frutos y es aquí cuando el agricultor viene y arranca la mala hierba y solo deja la buena.

La expresión "dejen que crezcan juntos"  es figurada en mi mente como la balanza de Dios, dejar pues que crezca juntos es como decir, hagan lo que les parezca pero al final se tomara una decisión  por parte de la corte divina y solo los que merecen obtendrán su recompensa, pues al final de la cosecha, se tomaran siempre las buenas semillas y las malas serán tambien como el arroz que al cosecharse tiene algunas basuras y las amas de casa antes de cosinarlos se sientan y lo limpian echando a la basura las semillas malas y solo dejando las buenas, no hay comparación mas clara que las que hace Jesús con esta parábola.
De la justicia de Dios nadie se escapa, tomemos en cuenta  esta parte... Feliz Domingo para Todos 

Por Humberto Fernandez

No hay comentarios: