lunes, 22 de junio de 2015

Papa Francisco llega a Turín y alienta a que jóvenes y adultos recuperen confianza mutua

Papa Francisco llega a Turín y alienta a que jóvenes y adultos recuperen confianza mutua

Por Alvaro de Juana

301
78
0
379
Papa Francisco en encuentro con trabajadores en Turín. Foto: Captura de video / CTV.
Papa Francisco en encuentro con trabajadores en Turín. Foto: Captura de video / CTV.








El Santo Padre llegó a la ciudad italiana a las 8:30 a.m. (hora local), en una visita que se extenderá hasta la tarde del lunes. En estos dos días, Francisco participará en diversos encuentros, y venerará la Santa Síndone.
Tras su llegada, el Papa se dirigió hasta la Piazzetta Real, para encontrarse con personal del mundo del trabajo. Allí tres de ellos le ofrecieron sus testimonios: una operaria, un agricultor y un emprendedor.
Luego de escuchar estos testimonios, el Papa afirmó que está cerca deaquellos que sufren la crisis económica y a pesar de las dificultades van hacia adelante.
“El trabajo no es necesario solo para la economía, sino para la persona humana, para su dignidad, para su ciudadanía y para la inclusión social”, subrayó durante su discurso.
Francisco pidió un “pacto social y generacional” para “poner a disposición datos y recursos en la perspectiva de ‘hacer juntos’”, algo que ya funciona en el territorio de la diócesis. “Es el momento de reactivar una solidaridad entre las generaciones, de recuperar la confianza entre jóvenes y adultos”.
Esto, explicó, implica también “abrir posibilidades concretas de crédito para nuevas iniciativas, activar una constante orientación y acompañamiento al trabajo, sostener el aprendizaje y el recuerdo entre las empresas, la escuela profesional y la universidad”.
El Papa destacó la importancia de la familia, los hijos y los abuelos. “No olviden esta riqueza. Los hijos son la promesa, llevan adelante este trabajo que han recibido, señalado y los ancianos son la riqueza de la memoria y una crisis no puede ser superada, no se puede salir de ella, sin los jóvenes, los chicos, los hijos y los abuelos” que son “fuerza para el futuro, pero también memoria del pasado que nos indica por donde se debe ir”.
Francisco señaló que en Turín siempre existió buen trabajo, pero en los últimos tiempos esto ha cambiado, pues “han aumentado las desigualdades económicas y sociales” lo que ha provocado que “muchas personas se empobrezcan y tengan problemas con la casa, la salud, la educación y otros bienes primarios”.
Además, señaló, “la inmigración aumenta la competición, pero los inmigrantes no son culpables, porque ellos son víctimas de la falta de ética, de esta economía que descarta, y de las guerras”.

No hay comentarios: