Entradas

Mostrando entradas de enero 4, 2013

Virgen de Fatima su Historia

Imagen
Historia de Fátima Fátima y El Escapulario Los Niños De FátimaLa historia de Fátima comienza realmente en el año de 1916, cuando los trés niñitos, Lucía, una niña de nueve años, Francisco, un niño de ocho y Jacinta, una niñita de seis años; fueron al valle de la Cova de Iria cerca de la aldea de Fátima en Portugal. Este era un día común, cuando los niños llevaban sus obejas a pastar. En este día en particular al principio de la primavera de 1916 empezó a llover, por lo tanto, los niños subieron por un lado de la colina al sur del valle hasta una cueva natural, llamada "Cabeço". Allí terminaron sus juegos, almorzaron, y como era la costumbre en todo Portugal, se arrodillaron a decir el Rosario. El Ángel De Portugal Antes de terminar el Rosario sintieron un viento fuerte y al mirar, notaron una luz extraña a lo lejos sobre el valle. Mientras la observaban, la luz se acercaba más y más hacia el sitio donde ellos estaban arrodillados y finalmente, vino hasta la misma entrada de l…

Éxito, Letras de Luisito Rey

Aquí les dejo las letras de esta canción con la intención de que  podamos leerla detenidamente y disfrutar de las expresiones de este artista que merece hoy el respeto de muchas personas incluyendo a nivel internacional.
Si es que usted alguna vez conociera a un artista 
y buscará en el fondo de su corazón 
enclavada en su alma vería sin duda 
una frase grabada con fuego y dolor 
si es pintor, violinista, cantante o poeta 
es igual todos sienten la misma ilusión 

Éxito por el que sufre, por el que luchan hasta morir 
éxito hay que encontrarlo a cualquier precio para vivir 
éxito noches amargas, días de hambre pero feliz 
éxito el que lo halla solo el lo sabe lo duro que fue 
romper las barreras sufrir que te humillen 
pero siempre seguir 

Cuando estas en la cumbre que un día soñaras 
sientes pena resignarte y tener que aceptar 
es muy triste saber que en el mundo hay personas 
que te quieren tan sólo por tu posición 
esos mismos que hoy te alaban y te adoran 
no te daban ni la hora de un triste reloj. 

E…